La práctica marcial enseña una forma creativa de responder a una fuerza contraria: ni contraatacándola ni sometiéndose a ella, sino abrazándola, sumándose a su flujo y reconduciéndola con inteligencia y desapego. De esta manera, gracias a sus movimientos en espiral, se rechazan los ataques desviando el impacto, sin permitir un choque frontal que pueda conmocionar la propia estructura.

Igualmente, estas técnicas son una educación activa ante las dificultades que asaltan a diario -agresiones físicas, emocionales o mentales, estrés, reveses de fortuna o problemas de salud-, evitando que hagan excesiva mella en el cuerpo, en la confianza, en el equilibrio mental o emocional. Un componente significativo de las prácticas constituyentes de la escuela Hun Yuan, y por ende en la parte marcial, es que no existe la competición en ninguna de sus formas.

La ramificación marcial del Hun Yuan Nei Gong, traducido como trabajos internos de Hun Yuan, aglutina los conocimientos de los estilo Hun Yuan y Xin Yi, además de los trabajos de Tuy Shou del maestro Feng Zhi Qiang, junto a las técnicas de Pa Zhi (o Baji), Chin Na y Shiao Jiao transmitidas por el maestro Chen Xiang.

Se practican diferentes formas individuales para conseguir una buena coordinación corporal. Se puede comprobar que cada uno de los movimientos de dichas formas tiene una finalidad marcial directa y contundente, sin adornos; además, la estética de sus movimientos es precisamente la expresión de esta pura marcialidad. De la misma forma, se enseñan muchas prácticas en pareja que ayudan a los alumnos a mejorar la escucha de la energía, la coordinación y la aplicación de las técnicas.

Por todo ello, estas prácticas no sólo son recomendables para todos aquellos adultos que quieran aprender un arte marcial contundente con un enfoque interno, sino también son muy adecuadas para los niños y niñas desde los 6 años pues puede ayudarles a mejorar su estado de ánimo y de salud, la responsabilidad de su propio bienestar y costumbre de cuidar de su postura y su salud, el rendimiento escolar, la interacción positiva entre los alumnos y alumnas, así como atenuar los problemas de conducta en el aula.

Xin Yi

Es uno de los sistemas marciales chinos internos (Nei Jia) más antiguos. Podría traducirse como el “boxeo de la mente y el corazón” y su filosofía para la lucha resulta sobre todo práctica, incidiendo en los aspectos internos del sistema exclusivamente a través de un trabajo repetitivo y refinado de sus técnicas, aunque no carece de trabajos de energía y de control mental al ser ésta la base para el desarrollo de las energías que se mueven en este arte.

En Xin Yi se adopta una estrategia de lucha mucho más activa que pasiva, si bien existe un importante componente de sensibilidad ante la intención del oponente, con el fin de adelantarse a su planteamiento de ataque. Se debe tener en cuenta que el aspecto mental es importantísimo ya que es la primera premisa para la correcta aplicación de las técnicas en el plano físico, aunque el desarrollo de la intuición y la percepción sutil de gestos e incluso actitudes permite poner en práctica de forma efectiva la mayoría de sus técnicas.

Tuy Shou

Literalmente significa “empuje de manos” y engloba un conjunto de ejercicios con compañero: Tuy Shou (manos pegadas), Tuy San Shou (manos momentáneamente despegadas), San Shou (manos despegadas), Tuy Tuei (empuje de piernas).

Los ejercicios de Tuy Shou son aparentemente fáciles de ejecutar, trazando círculos con una o dos manos en diferentes direcciones, pero Tuy Shou no es solo girar estos círculos; los movimientos deben ser impulsados desde la raíz, manteniendo un fuerte enraizamiento. Además, los practicantes deben estar muy atentos tanto a la fuerza de empuje del compañero como a la de uno mismo; las manos de ambos se fusionan en una sola; no existe diferencia de ritmo, de distancia ni de fuerza, creándose una armonía que hace sentir la densidad del movimiento pero no una resistencia rígida.

El Tuy Shou bien realizado cultiva la sensibilidad energética de nuestro cuerpo. Es crear un gran campo magnético alrededor de nosotros y que nos sirva de ondas detectoras de cualquier fuerza externa. El poder neutralizar esta fuerza externa, desviarla o absorberla ya depende de la habilidad y del cultivo energético de cada practicante.

Chin Na

El Chin Na, presente en todas las artes marciales chinas, son técnicas de “captura y control” del oponente, muy prácticas en la lucha cuerpo a cuerpo, con la habilidad de llevarlas a cabo sin causar daño físico excesivo. Por ello, esta práctica permite la neutralización de un atacante mediante una combinación de retenciones simples, dislocaciones articulares y/o dolor intenso, en lugar de paralizarlo o matarlo.

La práctica del Chin Na se debe realizar dando mayor énfasis al desarrollo del control y la sensibilidad necesarias para dejar a un atacante indefenso, pero ileso. Esto se consigue a partir de varios principios, entre los que destacan la retención del músculo o tendón y la presión de las cavidades, así como la manipulación ósea para dislocar el hueso dañando las articulaciones, músculos o tendones circundantes.

Shiao Jiao

Shiao Jiao, o “lucha china de suelo”, es reconocido como uno de los estilos de lucha china más eficaces, que encarna los principios de los estilos interno y externo, los cuales son considerados como dos caras de la misma moneda que se unen y se complementan, aunque desde puntos de vista diferentes.

Se aprende una gran variedad de técnicas para controlar y lanzar al oponente, gracias a diversos juegos rápidos de pies usando barridos, ganchos interiores y patadas a la pierna del oponente los cuales se combinan con brazos que controlan y que crean una acción bidireccional para conseguir un lanzamiento de gran alcance.

Baji Quan

El Baji Quan es uno de los estilos más antiguos del Kung Fu tradicional que significa “el boxeo de los ocho extremos”. Es conocido por sus potentes y explosivas técnicas aplicadas en corta distancia, donde el practicante desarrolla un gran poder de impacto no siendo necesario un gran recorrido para ejecutar los golpes.

El estilo Hun Yuan Baji Quan impartido en Wutan Málaga es un sistema propio de la escuela Hun Yuan Tai Chi Chuan en España, ya que aglutina cuatro estilos: Hun Yuan Chen Shi, Xin Yi, Baji Quan y Shuai Jiao. De este modo, se aprovechan las prácticas internas de Hun Yuan Taiji Quan para incrementar la potencia del Qi y hacer explosionar el Pazhi Quan con más contundencia, sin dañar el sistema energético.

Por un lado, las prácticas explosivas del Baji aumentan la eficacia marcial del Taiji y, por otra parte, la sutileza y el cultivo del Taiji refuerzan la potencia interna del Baji. A partir de todo ello se entiende que la fusión de estos dos estilos puede llevar a un gran trabajo marcial.

 
Más en esta categoría: « Meditación Horarios y Cuotas »